4 hábitos para la salud si estás en tus pies todo el día
- Nov 08, 2018 -

4 hábitos para la salud si estás en tus pies todo el día


Los trabajos que requieren una posición constante, como la enfermería, la enseñanza, la construcción, la venta minorista y muchos más, pueden provocar dolor e incomodidad. No es raro experimentar dolor en los pies, dolor en las articulaciones y dolor de espalda. La buena noticia es que hay varios hábitos que puede adoptar para reducir su dolor. Aquí hay varias sugerencias que puede adaptar a su situación particular para mejorar su comodidad durante todo el día:

1. Haz unos ejercicios de estiramiento. Mientras estés en el trabajo, cuando tengas un descanso, prueba estos estiramientos para aliviar el dolor y la presión:

  • Con un objeto duro y redondo, como una botella de agua congelada o una pelota de tenis, mueva su pie hacia adelante y hacia atrás mientras presiona hacia abajo con suavidad pero con firmeza para masajear el ligamento de la fascia plantar.

  • Haga sentadillas divididas bajando una rodilla al suelo y dejando la otra en posición de estocada para aliviar la tensión en las caderas.

  • Levante la pierna y descanse sobre una superficie plana para un estiramiento de los isquiotibiales y gire el tobillo para la estimulación nerviosa.

2. Pruebe algo de yoga. Hay algunas posturas de yoga específicas que son especialmente eficaces para aliviar el dolor de estar de pie todo el día. No tiene que tomar una clase, solo busque un lugar tranquilo en casa y pruebe estas posiciones.

  • Acuéstese sobre su espalda y dibuje sus rodillas en su pecho. Es posible que desee mecerse suavemente de lado a lado. Esta postura ayuda a contrarrestar el efecto de la gravedad al estar de pie.

  • Siéntese con las caderas al lado de una pared, recuéstese y gire de manera que sus piernas se estiren hacia arriba. Esta es una excelente manera de aliviar los pies cansados y los músculos de las piernas.

  • Libere la tensión en la pantorrilla y los músculos isquiotibiales arrodillándose sobre sus rodillas y colocando una pequeña manta enrollada entre sus pantorrillas y muslos. Mueva gradualmente la manta hacia atrás desde la derecha detrás de sus rodillas hasta los tobillos.

3. Cambia tu postura. Preste atención a su postura: no se incline y tampoco favorece una pierna sobre la otra durante largos períodos de tiempo; Haz tu mejor esfuerzo para equilibrar tu peso por igual. Sin embargo, al mismo tiempo, cambie las posiciones con frecuencia descansando un pie a la vez. Tome descansos para sentarse tan a menudo como sea posible.

4. Use productos apropiados. La tecnología ha desarrollado muchos elementos que pueden ayudar a aliviar su dolor, así que asegúrese de aprovechar todos los que pueda:

  • Esteras antifatiga: pregúntele a su empleador si esta es una opción, especialmente si está parado sobre concreto.

  • Un buen par de zapatos: no más zapatillas de suela fina: necesitas soporte y estabilidad.

  • Plantillas de zapatos: un par de plantillas de zapatos ortopédicos para reemplazar el forro de calcetines en sus zapatos proporcionará la amortiguación que sus pies necesitan.

  • Calcetines de compresión: mejora la circulación en la parte inferior de las piernas para obtener el máximo flujo de sangre a los músculos y aliviar el dolor.

Estar de pie todo el día no es divertido, pero al utilizar tantas estrategias como sea posible, puede hacerlo más fácil.